Eficiencia en centros deportivos

Eficiencia en centros deportivos

En marcha el proyecto de regeneración de la instalación deportiva de la PISCINA MUNICIPAL DEL AYUNTAMIENTO DE VALDÉS. (Luarca).

Una renovación de la sala de calderas que se encuentra en la planta baja del edificio, la cual utiliza como combustible gasóleo C, dando servicio para la producción de calefacción, ACS y climatización del vaso, la cual fue puesta en servicio en el año 1.993; por su homónima de gas natural compuesta por dos calderas de condensación y demás elementos auxiliares (bombas, acumuladores, chimenea, válvulas, ventilación, acometida, etc) para su correcto funcionamiento.

Dentro del proyecto se plantea instalar un sistema de control digital con telegestión para la mejora continua del rendimiento de la instalación el cual permitirá además, que en caso de algún paro de la instalación de manera imprevista se dé solución con rapidez.

Igualmente se instalará un equipo deshumectador, que además de reducir los niveles de humedad al umbral de confort necesario para los usuarios, adecuado para el correcto funcionamiento del resto de sistemas y para la propia conservación del edificio, permitirá captar el calor latente y entregarlo tanto al aire (reduciendo costes de calefacción), como al circuito de climatización del vaso (reduciendo costes de climatización). El existente en la actualidad se encuentra en mal estado, funcionando de manera muy deficiente lo que penaliza sus consumos y reduce sus prestaciones, además de incidir negativamente en el consumo energético, ya el exceso de humedad provoca que sea necesario subir la temperatura de consigna del vaso de cara a garantizar el confort de los usuarios. Además este quipo utiliza un gas refrigerante prohibido.

Y por ultimo se incorpora un equipo de recuperación de calor del agua de renovación, el cual capta el calor del agua de renovación del vaso antes de verterlo a la red de desagüe y lo cede al agua de red incorporada aumentando sensiblemente la temperatura de la misma, con lo que el calor que es necesario aportar con las calderas para la climatización se reduce notablemente. El consumo asociado a la climatización del agua de renovación supone en la actualidad el principal gasto energético de la piscina.

Con los cambios propuestos el edificio pasará de una letra «E» a una letra «C» reduciendo las emisiones en más de un 50% y respecto al consumo y con los cambios previstos el ahorro ronda el 25%  o lo que supone más o menos unos 35.000 € anuales!!!!

Esipe, como entidad independiente gestiona para instituciones publicas de cualquier índole las tramitaciones necesarias para conseguir las ayudas y subvenciones correspondientes, ya sean locales, autonómicas, nacionales o europeas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *