Proyecto de fotovoltaica: Rula de Aviles

Proyecto de fotovoltaica: Rula de Aviles

ESIPE ha sido la encargada del desarrollo del proyecto técnico de la instalación Fotovoltaica para «LA RULA» de Avilés.

Nueva Rula de Avilés es la entidad encargada de la gestión de la instalación portuaria de primera venta de productos pesqueros ubicada en El Puerto de Avilés. Desde el comienzo, esta empresa ha funcionado como elemento integrador para todo el sector pesquero asturiano, favoreciendo los procesos de comercialización con un modelo de gestión y un sistema de funcionamiento diferentes a los que habitualmente existían, materializado principalmente en el nuevo sistema de subasta.

El objetivo del Proyecto ha sido la elaboración del diseño técnico y análisis de viabilidad de consumo energético y económico de una planta de producción de energía solar fotovoltaica de 207.36 kWp de potencia para autoconsumo con excedentes sin compensación económica clasificada como modalidad de autoconsumo tipo 1, no  considerándose por tanto al titular de la presente instalación como productor de energía.

Con este proyecto se alcanzará un ahorro económico superior al 1,5 millones de euros y aproximadamente unas 2400 toneladas de CO2.

La opcion tecnica propuesta se basa en placas de tecnología monocristalina y células PERC para asegurar la máxima eficiencia y producción hasta en las condiciones menos favorables. Se ha seleccionado el modelo SG360M de PEIMAR que está construido en aluminio anodizado doble grosor y cuenta con 72 células monocristalinas PERC. ofreciendo una potencia de 360 W y una eficiencia del 18.54%.

La instalación contará con 576 unidades que harán una potencia total instalada de 207.36 kWp. y que es sin duda la mejor opción para instalaciones de este tipo por su elevada potencia unitaria.

El dept. técnico de ESIPE ha abordado dentro de este proyectos varios retos técnicos complejos, el primero y más importante, la propia estructura de soporte para los captadores y  en segundo lugar, la integración con la red eléctrica actual.

Todo ello, ha surgido de un estudio previo de cargas, comportamientos y costes de toda la instalación, así como de los requerimientos técnicos y estructurales del propio edificio y su actividad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *